CENTRO DE ATENCION INTEGRAL 0800-222-CASA (2272)
EMERGENCIAS 0800-333-6300
programas especiales
PROGRAMA HUMO CERO

Porque creemos que reducir el consumo de tabaco contribuye no sólo a mejorar la calidad de vida de los fumadores y de las personas que los rodean, sino también, a hacer de este un mundo más saludable, queremos ayudarte a dejar de fumar. 

Sabías que... 

El cigarrillo

Contiene diversas sustancias que al quemarse generan un gas formado por más de 4.000 sustancias, de los cuales al menos 250 son nocivas, y más de 50 causan cáncer.

La nicotina

  • Es una droga con altos niveles de adicción
  • Llega al cerebro en el lapso de 7 segundos, y se almacena automáticamente en los receptores nicóticos.
  • Aumenta la presión arterial y vasoconstricción cutánea y coronaria.
  • Aumenta el metabolismo de los hidratos de carbono, lipolisis.
  • Aumenta las hormonas adrenocorticotropas (ACTH), cortisol, lo que puede influir en la capacidad de “manejar el estrés”.
  • Relaja el músculo esquelético.
  • Puede producir un estado subjetivo de euforia parecido al de las drogas de adicción clásicas (heroína y cocaína), excitación, alivio de la ansiedad.
  • Durante la combustión del cigarrillo se destruye en un 35%, otro 35% va a parar al humo ambiental, el 22% se inhala a través de la corriente principal y el restante 8% se retiene en la porción no consumida del cigarrillo.

Fumar

Representa mucho más que la dependencia física a la nicotina. Con el paso del tiempo el fumador pasa a recibir estímulos sociales, comportamentales o culturales que refuerzan su hábito que probablemente serán los elementos causantes del establecimiento de la dependencia psicológica. Tanto el componente psicológico como el físico de la dependencia al tabaco tienen un papel fundamental en el mantenimiento del hábito. Después de inhalada la nicotina tarda aproximadamente siete segundos para atravesar la superficie alveolar de los pulmones, entrar en la corriente sanguínea y alcanzar el cerebro. Este es el tiempo necesario para que se manifiesten los efectos del tabaco a nivel cerebral.

Está comprobado que el cigarrillo:

  • Disminuye la capacidad pulmonar
  • Aumenta el riesgo de padecer enfisema, bronquitis crónica, cáncer de pulmón, boca, laringe, esófago, riñones, páncreas y vejiga.
  • Aumenta el riesgo de tener un paro cardíaco.
  • Incrementa el nivel de monóxido de carbono en la sangre
  • Reduce la cantidad de oxígeno disponible para el cerebro y otros órganos
  • Aumenta el riesgo de tener osteoporosis
  • Produce envejecimiento rápido de la piel y menopausia prematura.
  • Perjudica el desarrollo y crecimiento de los bebes en gestación, y aumenta las posibilidades de muerte súbita en ellos.

El consumo de tabaco es responsable del:

  • 30% de todas las muertes por cáncer
  • 90% de los cánceres de pulmón
  • 80% de las muertes por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • 20% de las enfermedades cardiovasculares

 CASA aconseja:

  • Realizar actividad física diaria
  • Disminuir paulatinamente el consumo
  • Fijar una fecha para dejar por completo 
  • Sustituir los cigarrillos por chicles o pastillas sin azúcar.
VOLVER
CENTRO AUTORIZACIONES Y ATENCIÓN TELEFÓNICA 0800-222-2272