CENTRO DE ATENCION INTEGRAL 0800-222-CASA (2272)
EMERGENCIAS 0800-333-6300
prevención casa
DE CERCA NADIE ES NORMAL

En el marco de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657 nuestro país reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implican una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona.

Es decir que considera a la salud mental como parte del proceso de salud- enfermedad, incluyendo el factor tiempo, donde la enfermedad puede ser temporal, y el sujeto no queda reducido a un diagnostico: “Es psiquiatrico”. Ademas, desde esta definición la concepción de lo normal o patológico es también construido socialmente, y lo que es normal para una época, quizas no lo sea para otra. 

Así, la salud mental es algo más que la ausencia de trastornos mentales, implica el acceso a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona, valorando también los aspectos saludables.  

La salud mental es parte integral de la salud.

La Ley prohíbe los hospitales monovalentes, siendo obligatoria la atención en salud mental en todos los hospitales generales. El rechazo de la atención de pacientes, ya sea ambulatoria o en internación, por el solo hecho de tratarse de problemática de salud mental, es considerada como un acto discriminatorio.

Otro aspecto importante es que considera a las personas con padecimiento o discapacidad mental como sujetos de derecho, con capacidad para decidir sobre lo que desean y con capacidad para decidir sobre su tratamiento

Finalizar con el estigma

Las personas con padecimiento mental muchas veces son señaladas y hasta se las responsabiliza por sus propios padecimientos, generando un mayor sufrimiento y agravandose aun mas por las conductas discriminatorias del entorno. 

A su vez, cuántas veces escuchamos o leímos en medios de comunicación masivos frases como “personalidad bipolar” o “esquizofrénico designando un comportamiento que rompe con una supuesta “normalidad”, que además tiene una carga ofensiva o directamente se utiliza como insulto, lo que agudiza el estigma y la discriminación.

Contrariamente se vuelve necesario enfatizar que la inclusión social de las personas, preservando y fortaleciendo los lazos familiares y sociales para contribuir a la recuperación y mantener la estabilidad lograda. 

No se trata de ser todos iguales sino de saber convivir con la diferencia. 

Realizar actividades que generen placer, poder estar conectados socialmente, trabajar o estudiar en cosas que nos gustan y tener proyectos, todos son factores que hacen a la prevención y fortalecimiento de la salud mental.

#NoHaySaludSinSaludMental

#DeCercaNadieEsNormal

VOLVER
CENTRO AUTORIZACIONES Y ATENCIÓN TELEFÓNICA 0800-222-2272